Google, ante la perplejidad de muchos, ha llegado al universo de la realidad virtual, y no conforme con entrar en el mercado, se ha propuesto definirlo desde la base por completo.

El dispositivo de Google VR funcionará sin necesidad de un PC o smartphone.

Este, entre otras novedades presentadas por Google en su evento anual de desarrolladores, Google I/O, ha sido el espectacular anuncio que han desvelado así como que tendrán listo a finales año cascos independientes de realidad virtual basados en su plataforma Daydream.

Hasta hoy, hemos necesitado de un PC o un smartphone que procese toda la información de la aplicación que quisiéramos utilizar, mientras que el visor, o headset, ejecutaba funciones simples como el trackeo o posicionamiento de la cabeza del jugador mediante una combinación de giroscopios y acelerómetros. Esta era una de los grandes inconvenientes de esta generación de dispositivos de realidad virtual.

Y digo “era” porque Google ha anunciado hoy que los nuevos visores VR que están en fase de testeo, serán capaces de funcionar por si solos.

Mediante un proceso de desarrollo y fabricación ya anunciado con HTC y Lenovo, el gigante digital se ha propuesto ganar en portabilidad y movilidad y afianza su apuesta en la realidad virtual (que mucho han tardado para ser quienes son).

Además de este nuevo casco, Google ha confirmado también que a finales de este año habrá 11 dispositivos compatibles con su “ Daydream”, incluyendo la última generación de Samsung y LG. Amén de más de 150 aplicaciones para VR que ya están disponibles en los markets.

Se ha estado especulando que la compañía usaría el sistema de tracking de realidad aumentada “Tango” en lugar de cualquier cámara externa para reconocer el espacio ante el usuario, pero de momento Google no ha facilitado muchos datos, salvo lo que han anunciado como “Worldsense” , y habrá que esperar para saber más acerca de cómo avanza su tecnología.

Lo único que está claro es que una vez más, Google se lanza a un mercado siguiendo sus propios tiempos, pero apostando alto y sin escatimar en gastos, en pos de una Realidad Virtual más accesible.

Una VR para todos.